Sexo anal relatos

Pasando San Valentín con mi único amor: Mi perro
Contents:
  1. Anal - Relatos Eróticos
  2. Sexo anal y sodomia contra el aburrimiento de una casada

El tema es que después almorzar decidimos ir con mi novio Hace un año mas o menos estube en un pueblo de Teruel, Alcañiz y conoci a una muchacha de unos veintipico, un poco mayor que yo, delgada blanca de piel y preciosa de cara.

Anal - Relatos Eróticos

Llevaba gafitas pero le hacian aun mas morbosa. Era de un pueblo cercano. La conoci meando como se suele conocer a las pavas cuando El viaje - Relato sexy de la vida real Primera parte - Un verano estaba en una calurosa Provincia del norte Argentino. Eran alrededor de las 6 p. Esperaba en una gasolinera a cualquiera que me llevara, mi auto en el taller y mi viaje era urgente.

PRIMO solo LA mitad TODO no te LO AGUANTO !! primo SACAMELO sacamelo ay ay !!

Llegó un camión Vivo en un barrio de monoblocks, entonces yo tenía 19 años, era virgen y venía de mi primer rechazo amoroso, tenía ganas de olvidar y fue entonces que Florencia se mudó a mi edificio. Bueno esta historia ocurrió hace una semana. Usamos crema porque nos gusta en extremo sentir un exceso de humedad, y si lo has probado nada como hacer el amor bien lubricado.


  • paginas para conocer personas en españa.
  • Relatos Eróticos, Relatos Porno, Relatos XXX.
  • Relatos de Sexo Anal.
  • chico busca chico en santa cruz.

Yo comencé a notar su gran apego por el sexo anal desde un principio, conocía cualquier cantidad de secretos anales, me llevo al uso de las pelotitas chinas, los lavados, la introducción de varios dedos y en la penetración es un experto, sabe cuando moverlo de adentro afuera, sabe cuando dejarlo quieto y sólo mover su cadera, así como darle fuertes contracciones lo que me produce un éxtasis total. Si bien es cierto que siento al inicio algo de dolor, no es significante al gusto que tengo inmediatamente de su penetración.

Sexo anal y sodomia contra el aburrimiento de una casada

Al principio no le paré me mantenía disfrutando de todo tipo de relación hasta que lo normal de nuestra vida, comencé a verla por separarlo, en detalles y comencé a notar que su comportamiento no era rutinario y existían algunos cambios muy leves e imperceptibles, pero existían. Después noté que ciertos días que no correspondían a ninguna rutina ni ciclo, aumentaba sus visitas nocturnas al baño 2 o 3 veces seguidas con intervalos de media o una hora y su comportamiento en esos días eran diferente, se notaba como caminando en el aire, en éxtasis total, no respondía al sexo y dormía profundamente.

Manteniendo mi cuerpo pegado seguí desplazando su pierna hasta que estaba bien separada una de la otra y comencé con todo el temor del mundo a bajar mi mano desde su hombro hacia sus nalgas. Quería detenerme, el corazón me latía al punto de estar segura que se despertaría por el sonido de mi corazón que por lo que estaba haciendo pero seguía quería tocar allí en su culo para ver y confirmar mi sospecha y poco a poco llegue al límite de sus nalgas y el calor de su culo calentaba la pulpa de mis dedos.

Coño que es esto. Retiré mis dedos y me parecía explotar el pecho, me contuve y nuevamente exploré ya buscando signos, pelos y señas….

El dedo entro y salió sin mayor resistencia pero adivina? Busque una linterna pequeña y separé levemente sus nalgas y vi su culo, irritado, rojo e inflamado, tenía ciertas zonas abultadas y parecía en general extremadamente liso por lo hinchado. Los latidos del corazón no me dejaron formar una escena esa noche pero decidí preguntar para confirmar apenas tuviera la oportunidad.